Proteja sus activas mediante fundaciones de interés privado  por Ramsés Owens, Abogado en Panamá
25 dE junio dEl 2017

Proteja sus activas mediante fundaciones de interés privado

Esta personería jurídica tiene como finalidad la de disponer de los bienes donados a la fundación, cumpliendo la voluntad y deseos de la persona que la fundó, quien puede actuar en nombre propio como fundador o a través de terceros. El patrimonio de una fundación constituye un patrimonio separado del patrimonio del fundador, por ende los activos de la fundación son inembargables a causas imputadas al fundador. Brindando así un excelente vehículo de protección y organización de activos, ya sean personales o comerciales.

En términos prácticos este vehículo permite otorgar un patrimonio a una fundación, el cual el consejo fundacional deberá administrar para que se cumplan los deseos del fundador. En el acta fundacional, documento que se inscribe en el registro público, se establece el patrimonio mínimo que se otorgará en donación a la fundación, los miembros del consejo fundacional, el nombre del fundador y el nombre de la fundación. De manera tal que, se organiza una estructura la cual va a disponer de los bienes otorgados a la fundación.

Los miembros del consejo fundacional pueden ser tres personas naturales o una persona jurídica como mínimo. Los beneficiaros y su protector pueden ser establecidos en el Acta Fundacional, que para mayor publicidad y seguridad se inscriben, en el Registro Público de Panamá. Estos, también se pueden esta nombrar en el Reglamento, documento privado, para efectos de brindar mayor privacidad de los bienes y los beneficiarios.

Para la protección de activos, sirve de “Sociedad Holding”, ya que la fundación puede ser la tenedora de las acciones de una sociedad, recibir dividendos y rentas de los bienes. Ahora bien, a diferencia de las sociedades anónimas, la fundación de interés privado no podrá llevar actividades mercantiles de manera habitual. Su objetivo es únicamente la administración del patrimonio de la fundación. Esto constituye una desventaja en este sentido, para lo cual sirven las sociedades anónimas, que si pueden obtener un aviso de operación. Siendo así, un complemento ideal para la protección de activos de las sociedades como figura de sociedad Holding.

Entre una de las formas más interesantes para la cual sirven las fundaciones de interés privado, es para organizar el patrimonio dado en herencia. No hay que ir a un proceso de sucesión para que los herederos reciban el patrimonio, como sucede en los testamentos, el cual toma tiempo, dinero en abogados, además de posibles pretensiones de acreedores de la persona fallecida, como lo son acreedores de deudas. Claro está, que la donación de estos bienes a la fundación no sea producto de un acto para defraudar posibles acreedores. De esta manera, se puede disponer que cierta parte del patrimonio o su totalidad sea entregada al hijo, cónyuge, o cualquier beneficiario, al cumplirse cierta edad o condición. Las rentas que generen los activos de la Fundación pueden ser entregadas al fundador durante su vida, y en el momento en que fallece, se deberán entregar a los beneficiarios en su totalidad o parcialmente. Brindando así un sin límite de posibilidades que constituye un magnífico instrumento para estructurar patrimonio y su repartición.

Su costo oscila entre los $2,000 y $3,500 dólares, que es sumamente bajo si se toman en consideración las ventajas. El proceso para darle vida jurídica a la misma no debe ser más de siete días hábiles, lo cual constituye un proceso rápido, eficiente y económico.

http://www.martesfinanciero.com/history/2015/05/19/voz_calificada.asp

Compartir en:

Nuestro Instagram

Solicitar Servicios

Los clientes son lo más importante para nuestra organización, y por ello nos centramos en atenderlos de forma esmerada y diligente ¡Contáctanos!